Los caminos de los Espacios del Mar Menor y Calblanque se encuentran dentro de cuatro Áreas Naturales Protegidas, designadas por la Ley 4/92 de Ordenación y Protección del Territorio de la Región de Murcia: el Parque Regional de Salinas de San Pedro, el Parque Regional de Calblanque, el Paisaje Protegido de Cabezo Gordo y el Paisaje Protegido Espacios Abiertos e Islas del Mar Menor. Se puede acceder a estos espacios naturales desde la Autopista del Mediterráneo AP-7 (Salinas de San Pedro y Carmolí), la Vía Rápida de La Manga MU-312 (Calblanque) y la C-3319 (Cabezo Gordo).

La Red de Senderos Naturales de la Región de Murcia recorre áreas de gran valor natural que debemos preservar para las futuras generaciones. Respetar el entorno favorece la experiencia de todos.

EQUIPAMIENTO: Es esencial que los excursionistas vayan equipados con calzado y ropa adecuada según la temporada del año. También es útil consultar las previsiones meteorológicas antes de salir (Agencia Estatal de Meteorología: www.aemet.es).

CLIMA: En verano, especialmente, debido a los días con mucha insolación y altas temperaturas en la Región de Murcia, es necesario llevar mucha agua, gorra, protector solar y gafas de sol.

ORIENTATION: La información y señalización de los senderos no garantiza la ausencia de problemas de orientación. Es recomendable llevar un mapa de la zona, así como una brújula y/o GPS. El mantenimiento de las señales e infraestructuras es crucial para la seguridad y el disfrute de todos los excursionistas. En caso de deterioro o pérdida, se debe informar a la guardería forestal, al personal de los Espacios Naturales o a la Dirección General del Medio Natural.

Es importante evaluar la duración y dificultad del recorrido según nuestra capacidad física y experiencia. Los niveles de dificultad (Sistema M.I.D.E.) están diseñados para épocas óptimas y condiciones climáticas favorables. Aunque el riesgo en los senderos es bajo, no está ausente. La duración de cada recorrido se calcula como la marcha efectiva, sin incluir descansos y paradas.

Es responsabilidad del excursionista mantener limpios los senderos y desechar cualquier basura en los contenedores cercanos. No se debe encender fuego excepto en los lugares y momentos habilitados, ya que los incendios forestales son una amenaza grave para los espacios naturales.

No se debe recolectar plantas ni molestar a la fauna silvestre. Los prismáticos y una cámara fotográfica son útiles para disfrutar y documentar la naturaleza. Es fundamental permanecer en los límites de los senderos propuestos y respetar la propiedad privada y los modos de vida locales.

Si se encuentran tramos de senderos que pasan por caminos aptos para vehículos a motor, camine por la izquierda y, si viaja en grupo, en fila india. En caso de emergencia, llame al teléfono único de emergencias 112.


SENDEROS

SENDERO DE LAS ENCAÑIZADAS

Tipo: Circular.

Distancia: 11,9 km.

Tiempo estimado: 2 h. 40’ aproximadamente de marcha efectiva (sin paradas).

Inicio y final: Centro de Visitantes “Las Salinas”.

Desnivel de Subida: Nulo.

Desnivel de Bajada: Nulo.

Cartografía IGN 1:25.000: 956-I San Javier y 935-III San Pedro del Pinatar.

Información: Este sendero ofrece la oportunidad de explorar completamente, siguiendo las marcas blanca y amarilla del PR, los límites del Parque Regional de las Salinas de San Pedro, permitiendo disfrutar de su variado paisaje. Comenzaremos nuestra ruta cerca de la rotonda dedicada al flamenco, símbolo característico del Parque, dirigiéndonos hacia el Pinar del Coterillo, rodeados por las hermosas charcas salinas. Después de alcanzar la Curva de la Culebra, nos uniremos a la Senda de El Coterillo (un sendero local marcado en blanco y verde) para dirigirnos hacia el sur, paralelos a la carretera, hasta el Punto de Información del Coterillo. En el camino, tendremos la oportunidad de visitar el observatorio de aves de la Charca del Coterillo, la única en este humedal que no se utiliza con fines salineros, y a la derecha veremos la Central Salinera, el corazón de la explotación tradicional de la sal. Desde la zona recreativa del Coterillo, cruzaremos la carretera en dirección sur hacia la playa de la Llana. Siguiendo paralelos a la línea de estacionamiento del Puerto de San Pedro, llegaremos en poco tiempo al comienzo de la playa, cerca de la estación de salvamento de la Cruz Roja. Desde aquí, emprenderemos un agradable trayecto a lo largo de las playas de la Llana hasta llegar a Punta de Algas, llamada así por la abundancia de posidonia oceánica en sus orillas. Antes de alcanzar Punta de Algas, atravesaremos las dunas y seguiremos hacia el oeste por terreno más firme, nuevamente rodeados por las charcas salinas. A nuestra izquierda, podremos observar las Encañizadas, una técnica tradicional de pesca que aprovecha el paso natural entre el Mar Menor y el Mar Mediterráneo para capturar peces utilizando cañas. Luego, nos dirigiremos hacia el norte, entre las aguas del Mar Menor y las charcas salinas, para llegar a uno de los elementos más destacados del Parque, el Molino de la Calcetera, que solía utilizarse junto con el Molino de Quintín para el vaciado y llenado de las salinas. Antes de concluir nuestro recorrido, pasaremos por los populares Baños de Lodo, conocidos por sus presuntas propiedades terapéuticas y curativas. Finalmente, completaremos nuestro camino caminando por el paseo urbano que bordea el límite del Parque, llevándonos de vuelta a la rotonda donde comenzamos.


SENDERO DE LAS SALINAS DEL COTERILLO

Tipo: Circular.

Distancia: 3.800 m.

Tiempo estimado: Aproximadamente 1 h. de marcha efectiva (sin paradas).

Inicio y final: Punto de Información del Coterillo.

Desnivel de Subida: Nulo.

Desnivel de Bajada: Nulo.

Cartografía IGN 1:25.000: 956-I San Javier y 935-III San Pedro del Pinatar.

Información: El Parque Regional de las Salinas de San Pedro destaca como un ejemplo de la coexistencia entre la conservación del medio ambiente y la explotación sostenible de los recursos naturales. La producción de sal en este humedal se lleva a cabo en charcas y balsas que desempeñan un papel crucial en la preservación de diversas especies de aves que allí habitan, anidan, migran o pasan el invierno. Nuestro sendero comienza junto al Punto de Información del Coterillo, cerca del puerto deportivo. Desde la caseta contigua, parte una senda con pasarelas de madera que nos lleva al observatorio de aves de la Charca del Coterillo, siguiendo las marcas blanca y verde del sendero local. Esta charca, única en el humedal por no estar destinada a la producción de sal, está dedicada a la conservación de la fauna local. Si tenemos suerte, podremos avistar aves como garzas reales, garcetas comunes, avocetas, correlimos, tarros blancos, cigüeñuelas y flamencos, entre otras especies. Continuamos hacia la Curva de la Culebra, donde divisamos el edificio de la Central Salinera a la izquierda, con las extensas charcas salinas dominando el paisaje. En el lado derecho, se encuentra el pinar, inclinado por la acción constante del viento de levante. La escasez de nutrientes en los suelos arenosos y la salinidad transportada por el viento contribuyen a la peculiar vegetación de este entorno. En la Curva de la Culebra, encontramos un cruce de caminos: uno que viene del Centro de Visitantes hacia el oeste, y otro que atraviesa las dunas hacia el este, directamente hacia las playas. Seguimos recto hacia el norte por un amplio camino que nos lleva a la Torre del Coto, donde podemos continuar observando las aves acuáticas que habitan en las charcas. Después, tomamos un cruce unos metros antes de la torre, adentrándonos en el pinar y las dunas. Encontraremos otro cruce y giramos a la derecha, pasando por la zona central de las dunas, donde encontramos diversas especies vegetales como el tomillo sapero, el cuernecillo de mar y el lirio de mar, entre otras. También podemos avistar la lagartija cenicienta y el eslizón ibérico entre las dunas. Llegamos a las pasarelas de madera que conducen a la Playa de la Torre Derribada y caminamos unos 800 metros hacia el sur junto a la orilla, observando los «arribazones», restos de vegetación marina en las orillas, principalmente de praderas de posidonia oceánica. Estos indican la calidad del agua y son de gran valor biológico. Dejamos la playa a través de una pasarela de madera y nos dirigimos de regreso al Punto de Información del Coterillo.


SENDERO DEL CABEZO GORDO

Tipo: Lineal (solo ida).

Distancia: 500 m.

Tiempo estimado: Aproximadamente 10 minutos de caminata efectiva (sin contar paradas).

Inicio: Estacionamiento del Cabezo Gordo.

Acceso a la Sima de las Palomas.

Final: Mirador de la Sima de las Palomas.

Desnivel de Subida: 43 m.

Desnivel de Bajada: 0 m. Cartografía IGN 1:25.000: 955-II Roldán.

Información: El Cabezo Gordo ha sido declarado Paisaje Protegido debido a su valor biológico, paisajístico, paleoantropológico y cultural. Este cerro calizo, ubicado en el municipio de Torre Pacheco, destaca como un elemento distintivo en la llanura sedimentaria del Mar Menor. Las numerosas galerías en su interior son resultado de antiguas actividades mineras. Además de las cavidades naturales, estas galerías albergan una fauna notable, incluyendo una población de murciélagos. Durante este breve paseo, los visitantes podrán apreciar las comunidades vegetales más relevantes de las laderas, como el cornical y el lastonar, especies protegidas adaptadas a ambientes muy secos. Al final del recorrido, en la solana, se encuentra la entrada a la Sima de las Palomas. Este yacimiento paleoantropológico, de renombre internacional, ha proporcionado restos fósiles de homínidos y animales que habitaban la región hace entre 130.000 y 35.000 años. Entre los hallazgos se encuentran mandíbulas y cráneos pertenecientes a varios individuos del Hombre de Neandertal, que vivieron en esta área hace unos 50.000 años. Con más de ciento cincuenta restos fósiles identificados, este yacimiento es considerado el más importante de su tipo en el arco mediterráneo español. La presencia de herramientas musterienses del Paleolítico, así como restos de animales y plantas, aumenta aún más la importancia del sitio. Desde el final del sendero, los excursionistas pueden disfrutar de una panorámica interesante del Mar Menor y de la fértil llanura circundante, con sus característicos cabezos, islas e islotes, así como La Manga.


RUTA DEL CARMOLÍ

Tipo: Circular.

Distancia: 2.000 m.

Tiempo estimado: Aproximadamente 50 minutos de caminata efectiva (sin considerar paradas).

Inicio y final: Calle Lago Superior, Punta Brava (Cartagena).

Desnivel de Subida: 57 m.

Desnivel de Bajada: 57 m.

Cartografía IGN 1:25.000: 956-I Los Alcázares.

Información: El Cabezo de El Carmolí, al igual que las islas volcánicas del Mar Menor e Isla Grosa, emergió hace 10 millones de años en el Mediterráneo. Con una altura de 112 metros, esta formación volcánica ofrece una vista espectacular de uno de los accidentes geográficos más singulares de Europa: el Mar Menor y La Manga. Desde sus laderas, que se elevan sobre las tranquilas aguas, se divisan en primer plano la Isla de la Perdiguera y, más allá, la Isla Mayor o del Barón, la de mayor tamaño en el entorno del Mar Menor. También se pueden avistar otros espacios naturales protegidos, como la Marina del Carmolí, el Saladar de Lo Poyo, el Cabezo de San Ginés e Isla Grosa, entre otros. Durante el recorrido por este espacio natural protegido, los visitantes pueden disfrutar de formaciones geológicas curiosas, como las disyunciones columnares, que han sido catalogadas como un Lugar de Interés Geológico debido a su origen volcánico y a la diversidad de materiales que las componen. A pesar de haber sido afectada en el pasado por actividades intensivas de pastoreo y recolección de plantas aromáticas, aún se pueden encontrar especies botánicas como palmitos, acebuches, espinos y otras propias de climas cálidos y poco lluviosos. A lo largo de esta ruta circular, se encuentran vestigios militares de épocas anteriores, que son testigos de la importancia estratégica que tenía el cabezo. En la ladera oeste se pueden apreciar las entradas a un antiguo arsenal militar y otras construcciones, destacando las pequeñas baterías distribuidas en diferentes puntos de las laderas.


RUTA ALREDEDOR DEL CABEZO DE LA FUENTE

Tipo: Circular.

Distancia: 7.800 m.

Tiempo estimado: Aproximadamente 2 horas y 30 minutos de caminata efectiva (sin contar paradas).

Inicio y final: Punto de Información y Gestión «Las Cobaticas».

Desnivel de Subida: 175 m.

Desnivel de Bajada: 175 m.

Cartografía IGN 1:25.000: 978-I Llano del Beal.

Información: El recorrido comienza en el Centro de Visitantes de Cobaticas, un edificio reconstruido y adaptado siguiendo el modelo de la casa cúbica tradicional del litoral. Siguiendo las marcas blancas y amarillas del sendero de pequeño recorrido (PR), nos dirigimos en sentido circular a través de los diversos paisajes y elementos naturales e históricos que rodean el Cabezo de la Fuente. Iniciamos nuestra ruta en la zona norte del cabezo, hacia las casas de La Jordana. Desde allí, nos unimos a la vía pecuaria de la Colada de la Fuente Jordana, pasando por Las Barracas y Fuente Grande, entre zonas de cultivo y las laderas del cabezo, donde destacan los palmitos. Continuamos pasando por la Casa de los Mateos y las Casas de la Pedriza hasta llegar a Fuente Grande, lugar de peregrinación en mayo para honrar a San Isidro. Después de descansar, continuamos hacia el sur por los caseríos de Huncos y ascendemos por un sendero hasta un pequeño collado, donde nos unimos al sendero GR-92 (marcas blanca y roja). Llegamos a un excelente mirador con vistas panorámicas del Cabezo de la Fuente y el mar. Descendemos paralelos a la costa hacia el este, pasando por el aparcamiento de playa Negrete y caminando junto a ejemplares de sabina mora o ciprés de Cartagena. Pasamos junto al mirador de playa Larga y continuamos hasta el aparcamiento cubierto de Playa de las Cañas. Desde allí, ascendemos hacia Cobaticas y el Punto de Información, despidiéndonos de la ruta con un paisaje típico de las laderas litorales.


SENDERO DEL MONTE DE LAS CENIZAS

Tipo: Lineal (solo de ida).

Distancia: 3 km.

Tiempo estimado: 50 minutos de caminata efectiva (sin contar paradas).

Inicio: Cruce entre la carretera de Portmán – Los Belones y la carretera Llano del Beal, Km 11.2.

Final: Mirador del Monte de las Cenizas.

Desnivel de Subida: 166 m.

Desnivel de Bajada: 0 m.

Cartografía IGN 1:25.000: 978-I Llano del Beal.

Información: Este sendero atraviesa una parte del denso bosque de pinos que cubre la ladera sombría del Monte de las Cenizas, una zona de reserva ecológica de gran valor. La subida fácil hasta esta atalaya natural permite disfrutar de un paseo cómodo en familia. La recompensa al final del recorrido es incomparable: un paisaje costero espectacular y de gran valor con el Mar Mediterráneo como telón de fondo. Se accede desde la vía rápida de La Manga, tomando la salida hacia Atamaría y Portmán en Los Belones. Después de aproximadamente 5 kilómetros, llegamos al cruce con la carretera del Llano del Beal. Desde allí, seguimos el carril bici hasta llegar a la barrera que marca la entrada al Monte de las Cenizas, unos 200 metros más arriba y a la izquierda. Este punto marca el comienzo del sendero, situado en la división entre la ladera soleada de la Peña del Águila y la sombría del Monte de las Cenizas. El sendero serpentea a través de un espeso bosque de pinos carrascos, con la presencia de encinas, cipreses de Cartagena, lentiscos, espino negro, romero, palmitos y otras especies. Durante la primera parte del recorrido (señalizado con marcas blancas y amarillas), se pueden apreciar magníficas vistas hacia el este del Mar Menor y La Manga. Después de un collado, el camino desciende hacia la vertiente occidental del Monte de las Cenizas, ofreciendo impresionantes vistas de la Bahía de Portmán. Este puerto romano, conocido como Portus Magnum, fue un enclave estratégico importante en el Mediterráneo antiguo. Cerca de aquí se encuentran una villa y una calzada romana, testigos de la importancia histórica de Portmán y sus alrededores. A lo largo de los años, la explotación minera ha dejado la bahía con paisajes de tonos ocres y grises, pero un plan de regeneración ambiental ofrece esperanza para el futuro. Al final del camino, llegamos a la batería militar del Monte de las Cenizas, pasando bajo una imponente entrada de hormigón inspirada en el Templo de los Guerreros Blancos de Chichen-Itzá, de estilo maya-tolteca. Esta batería, construida en 1931 sobre estructuras anteriores del siglo XVIII, tenía como objetivo defender la costa cerca de Cartagena. Siguiendo el camino a la izquierda, llegamos a un mirador circular donde se encuentra uno de los dos cañones «Vickers» modelo 1923 que tiene la batería. Desde aquí, se puede disfrutar de una magnífica vista panorámica hacia el Mar Menor al este y los acantilados de la Sierra de la Fausilla y Cabo Tiñoso al oeste.


SENDERO DEL MIRADOR DE PUNTA NEGRA

Tipo: Lineal (solo de ida).

Distancia: 3.850 m.

Tiempo estimado: 50 minutos de caminata efectiva (sin paradas).

Inicio: Aparcamiento cubierto de Playa de las Cañas.

Final: Mirador de Punta Negra.

Desnivel de Subida: 35 m.

Desnivel de Bajada: 15 m. Cartografía IGN 1:25.000: 978-I Llano del Beal.

Información: El Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila es un tesoro natural protegido que se destaca como uno de los más sobresalientes y bien conservados del Mediterráneo occidental. Su paisaje abrupto se extiende desde el este hasta las tierras andaluzas, abarcando toda la costa murciana. Mientras que los acantilados espectaculares dominan el mar Mediterráneo, nuestro sendero transcurre por la suave llanura litoral. Esta agradable ruta forma parte del sendero de gran recorrido GR-92, ofreciendo vistas de saladares, sistemas dunares, cultivos y extensos matorrales. Comenzamos en el aparcamiento de Playa de Las Cañas y seguimos las marcas blancas y rojas del GR en dirección este. Después de atravesar el arboretum cerca del estacionamiento, descendemos por la Rambla de Las Cobaticas o de Las Cañas y giramos a la izquierda hacia el camino de las salinas. El Cerro del Atalayón destaca en el horizonte hacia el este, mientras el Cabezo de la Fuente se alza detrás de nosotros. Antes de llegar a las Salinas de Rasall, podemos desviarnos hacia La Timba, donde se encuentra el antiguo suministro de agua para las salinas. Después de una visita, continuamos hacia las Salinas de Rasall y rodeamos el lado norte. La densa vegetación nos conduce a los Observatorios de Aves de las Salinas, donde podemos avistar diversas especies. Siguiendo la pista entre palmitos y antiguas casas de campo, llegamos al mirador de Punta Negra al final del sendero. Desde aquí, podemos admirar la panorámica de la llanura que hemos recorrido, una armoniosa combinación de mar y montaña, con el Cabezo de la Fuente como telón de fondo.


SENDEROS CERRO DE LA CAMPANA

Tipo: Circular.

Distancia: 2.800 m.

Tiempo Estimado: Aproximadamente 1 h de tiempo efectivo de caminata (sin contar las paradas).

Inicio y Fin: Centro de Información al Visitante «Cabezo de la Fuente» (Calblanque).

Ascenso: 80 m.

Descenso: 80 m.

Cartografía IGN 1:25.000: 936-IV Cartagena y 956-II Los Alcázares.

Información: En la extensión del Parque Regional de Calblanque, hay una ruta de senderismo de corta duración pero de alto valor paisajístico que recorre el Cerro de la Campana. Desde el Punto de Información del Cabezo de la Fuente, se inicia la visita al Cerro de la Campana con el ascenso a la cima de esta colina. El itinerario se desarrolla a través de un paisaje geomorfológico dominado por el modelo de las ramblas. Estas son formas erosivas que modelan el terreno formando valles o cauces debido a la desintegración y transporte de materiales por escorrentía. El bosque de encinas ocupa una amplia zona de la colina, mientras que en su ladera norte predomina el matorral mediterráneo. La presencia de enebros y romero es abundante, entre otras especies. A mitad de la subida, podemos observar un gran bloque de piedra caliza de origen sedimentario, muy apreciado por los escaladores por sus características. Finalmente, al alcanzar el punto más alto, a 259 metros sobre el nivel del mar, nos sorprende la vista panorámica de la costa y la reserva marina de Cabo de Palos-Islas Hormigas. Desde este enclave privilegiado, podemos distinguir, hacia el noroeste, el macizo de Atamaria. Al norte, se recorta la silueta del macizo de La Muela y, al noreste, destaca la imponente figura del Monte de las Cenizas. La dirección sureste se caracteriza por la sucesión de calas y playas de Cartagena, entre las que destaca la playa de Calblanque, visible a nuestros pies. En días despejados, se distingue la silueta de la franja de La Manga, el emblemático faro de La Manga, e incluso el Mar Menor.


SENDEROS COSTA DE CALBLANQUE

Tipo: Circular.

Distancia: 8.000 m.

Tiempo Estimado: Aproximadamente 2 h de tiempo efectivo de caminata (sin contar las paradas).

Inicio y Fin: Centro de Información al Visitante «Cabezo de la Fuente» (Calblanque).

Ascenso: 70 m.

Descenso: 70 m.

Cartografía IGN 1:25.000: 936-IV Cartagena y 956-II Los Alcázares.

Información: La ruta aquí propuesta combina dos de los senderos del Parque Regional: la Sierra de la Fausilla y la Llana, proporcionándonos un recorrido completo por la ladera norte de la sierra que define el paisaje de Calblanque. Desde el Punto de Información del Cabezo de la Fuente, nos dirigimos hacia el sur en dirección al Plan del Rubio. En el cruce, continuamos por el camino de la izquierda, dejando el camino que asciende directamente a la cima de la Sierra de la Fausilla. Tras cruzar una amplia explanada donde podemos ver los restos de un antiguo horno de cal, el sendero continúa a través de un bosque de encinas hasta la zona conocida como el Molino del Agua. Aquí, a través de un pequeño desvío a la izquierda, encontraremos el viejo pozo y el horno de cal que da nombre al lugar. La ruta sigue, ascendiendo suavemente, hasta el antiguo camino de ganado que enlazaba las playas de Calblanque con el pueblo de Los Belones. Desde este punto, ganamos altura rápidamente, disfrutando de la espectacular vista del mar Mediterráneo y la línea costera. Al llegar a la cresta de la sierra, el sendero cambia de dirección hacia el oeste y comienza su descenso hacia la Llana, una zona de gran valor ambiental. Tendremos la oportunidad de observar una amplia variedad de aves adaptadas a ambientes salinos, como el pato malvasía cabeciblanca (Oxyura leucocephala), el zancudo (Himantopus himantopus), y el porrón común (Aythya ferina). A lo largo de todo el recorrido, podemos distinguir la imponente figura del Monte de las Cenizas, situado al noroeste, y el Monte Atalaya, al noreste. El regreso al punto de partida se realiza por el otro lado del Molino del Agua, a lo largo de un camino bien acondicionado que cruza un bosque de pinos y matorrales.